martes, 11 de enero de 2011

UN RAYO DE RUBIO SOL

Los malos augurios se cumplían uno tras otro, lágrimas y más lágrimas por distintos motivos. Una buena amiga me presentó a una persona, que de inmediato atrajo mi atención, una mujer rubia, atractiva, sencilla, amable, agradable, el año acababa mejor de lo esperado, dejaron de brotar lágrimas (agua pasada no mueve molino), algo comenzaba a cambiar en mi interior. El año nuevo comenzaba bien. Desde entonces y hace poco, en mi interior se han vuelto a despertar, sensaciones, sentimientos, reacciones, etc., que estaban muy tocados casi enterrados, definitivamente el pasado pasó a ser eso pasado, como dice una canción; CON LAS MANOS LEVANTAS, AL PASAO LE DIGO ADIOS. Las cosas van por buen camino, me gusta las cosas como van, tengo buenas sensaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario